libero
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
Pinterest
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

En la mente del líbero

Cuando se habla de voleibol, siempre lo imaginamos jugadores altos o con una increíble potencia de salto, pero en este caso hablamos de otro tipo de jugador. Ágil, con muy buen tiempo de reacción y con una técnica de defensa perfecta.

El líbero es un jugador “excepcional”, debe usar una equipación diferente al resto del equipo y tiene hasta sus propias reglas adicionales.

El líbero siempre debe cambiar con los mismos jugadores (el cambio más usual del libero es con el central). Al ser un jugador completamente defensivo, el líbero siempre estará en la línea de defensa (posición 1, 6 y 5), y cuando fuese su turno de rotar hacia la posición 4, cambia por el jugador designado hasta que el equipo pierda el punto y sea nuevamente su turno para recibir el saque.

Como hablamos de un jugador defensivo en el reglamento también se contempla eso. El líbero no tiene permitido realizar un ataque si el balón está por sobre el borde de la red.

Además, si el líbero realiza un golpe de dedos estando en la zona delantera, el siguiente golpe no puede ser atacado (saltando) mientras el balón esté sobre la red. Solo puede ser atacado si es colocado con golpe bajo o si el golpe de dedos fue sin pisar la línea de 3m.

Para adentrarnos más en la mente de un líbero, hablamos con el líbero de nuestro equipo federado masculino A, Alejandro Vidal, para hacerle unas preguntas.

¿Cuál considerarías que es la mayor responsabilidad que sientes?

“Aportar tranquilidad y confianza al equipo, como líder de la defensa lo que quieres es transmitir seguridad atrás, constante apoyo para que tus atacantes puedan dar el 100% todo el rato, que peguen sabiendo que vas a estar ahí para levantarlo o recuperar el siguiente ataque.
También ayudar al bloqueo con la información que tienes desde atrás ya que puedes ver todo el campo y el ataque perfectamente.”

¿En qué está pensando un libero mientras juega?

“En informar y decidir como parar al otro equipo, siempre pensando en el siguiente balón. Donde está su atacante más fuerte, cómo ataca, cómo esta nuestro bloqueo, dónde esta su colocador, dónde están mis compañeros y siempre, siempre, con una mentalidad de que el balón venga hacia mí, pedirlo, desearlo y pensar que cada balón que viene es una oportunidad más para hacerlo perfecto, no importa como haya sido la jugada anterior.”

Hablamos también con el libero de la selección de ChileSebastián Castillo, para saber más de lo que piensa un libero.

¿Qué es lo que pasa por la mente de un libero en activo?

Sebastián Castillo, líbero de la selección de Chile
Sebastián Castillo, líbero de la selección de Chile.

“Como tenemos solo 2 acciones importante que es recibir y defender, además de las acciones de medio juego, como colocar, hacer el apoyo, de ir a buscar un balón lejos. Pero como tenemos las 2 situaciones que son fundamentales defender y recibir, al menos nosotros perseguimos bajar el error de cada uno, porque igual se le permite mas errar a un atacante que tiene muchas más variables para dar en el juego, como el saque, ataque, bloqueo, etc..  Y al final la suma de errores y cantidad de puntos que hacen se ve influenciado en el rendimiento del atacante, pero en nosotros se nota mucho mas cuando erramos una recepción o defensa y eso termina influenciando el final del partido.”

¿En qué crees que el libero debe estar más atento?

“Una ventaja que tiene el libero dentro del juego, junto al central, es que no estamos el 100% del partido en la pista, vamos cambiando y rotando entre entrada y salida para la recepción o la defensa, y eso nos da el plus de lo que realmente está pasando dentro de la pista. Cosas que a veces no se ven desde adentro pero si desde fuera, desde otra perspectiva y ese detalle puede marcar la diferencia de un buen libero porque eso puede sumar en pro del equipo. Darse cuenta de que está fallando el colocador o atacante. Y también en términos de algo anímico, si el equipo está apagado o falta actitud, el libero se puede dar cuenta desde fuera y generalmente hacer un cambio desde esa situación”

¿Qué siente ser el único jugador que no ataca, cómo fue al principio?

“Yo creo que siendo libero, uno pasa por distintas fases de aceptación de no atacar, pero a mí me pasó que al principio no podía atacar y sentía mucha frustración cuando los atacantes de mi equipo no hacían punto o tratábamos de rotar y no lo hacíamos. Pero después de esa etapa, uno le empieza a agarrar el gusto a defender una pelota fuerte, un balón imposible en defensa a hacer una buena colocación. Uno busca la satisfacción en otras acciones, por frustrante que sea no poder hacer ataques y puntos. A la mayoría de la gente ve atractivo al vóley por lo mismo, de saltar y atacar fuerte, suele ser lo más satisfactorio. Pero buscar la satisfacción en otras acciones yo creo que marca la posición del libero”.

Como verás, el mundo del voleibol está vista por muchas diferentes perspectivas, ya que cada posición está especializado para ciertas acciones. En este caso es el líbero, un jugador esencial para contar con una fuerte defensa.

Si eres un líbero y quieres elevar tu nivel de juego, en Club Stars Sport Madrid te esperamos. Te enseñaremos esos pequeños detalles que marcan la diferencia entre un buen líbero y un gran líbero de voleibol.

Ir arriba
¿Puedo ayudarte?